Seleccionar página
8 consejos para ahorro energético en el hogar

8 consejos para ahorro energético en el hogar

En Recreation ofrecemos 8 consejos para ahorro energético en el hogar. Hogares eficientes.

La eficiencia energética es el factor más importante para ahorrar dinero en las facturas de electricidad. También es un importante contribuyente a la reducción de las emisiones de carbono y la lucha contra el cambio climático.

El primer paso para hacer que su hogar sea más eficiente energéticamente es observar el uso de energía e identificar dónde se puede hacer cambios.

Pero la eficiencia no se trata solo de ahorrar dinero. Se trata de salvar el medio ambiente y proteger nuestro futuro. Nunca ha sido más importante tomar decisiones inteligentes sobre la energía que usamos en el hogar. Podemos ahorrar dinero, proteger nuestro planeta y crear un mañana mejor para todos nosotros.

Hay muchas maneras de reducir el consumo de electricidad en el hogar, para ahorrar dinero y hacer que el hogar sea más cómodo al mismo tiempo

8 consejos para ahorro energético en el hogar

  • Instala bombillas LED en tus lámparas
  • Poner un termostato programable
  • Apagar las luces cuando no se utilizan
  • Desenchufar electrodomésticos, cuando no los estamos usando (PC, Microondas, etc.). Se le llama consumo silencioso.
  • Comprar electrodomésticos con etiqueta energética A
  • Instalar placas solares. Tanto la Unión Europea como el Gobierno de España, ofrecen ayudas económicas para las instalaciones fotovoltaicas, promoviendo así que cada vez más usuarios puedan permitirse consumir energías renovables, siguiendo la línea de compromiso ambiental restablecida por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
  • Renovar ventanas para evitar la pérdida de frío/calor.
  • Sí, vamos a reformar nuestro hogar, prestar atención a las reformas sostenibles y a las ayudas para hogares eficientes.

También es muy importante cambiar nuestros hábitos de consumo de electricidad, recordar bajar persianas en las horas de más calor en verano, cerrar puertas para evitar la pérdida de frío-calor, y concentrar la energía en las habitaciones de uso frecuente: El simple hecho de calentar o refrigerar únicamente la habitación en la que vamos a estar, cerrando el resto de puertas, puede ayudarnos a ahorrar mucha energía. Por ej. una persona que trabaja en su casa y quiere ahorrar energía. Si su casa tiene 75 m2, la diferencia entre calentar toda la casa y calentar únicamente los 15 m2 de la habitación en que trabaja,  marcará una gran diferencia en el consumo energético. No pasa nada con usar pijamas más gruesos o mantas en invierno, o tirar de ventilador y abanico en verano…Todo se reduce al nivel de conciencia de cada persona, hogar y familias.

Te puede interesar

Plan renove para ventanas Madrid